domingo, 20 de julio de 2008

Tintoretto en El Prado


La Ultima Cena, 1592
La Galería Central, espacio emblemático del Museo del Prado de Madrid, se ha transformado para acoger una gran exposición, Tintoretto, en la que "la luz y el color del Renacimiento veneciano vuelven a deslumbrarnos", en opinión de Miguel Zugaza, director de la pinacoteca española.

El poder contemplar juntas después de 400 años La Última Cena y El lavatorio, obras maestras pintadas por el artista renacentista italiano para la Iglesia de San Marcuola de Venecia, es uno de los muchos atractivos de esta muestra.

Es la primera exposición antológica que se dedica en España al artista, y también la primera gran exposición mundial que se organiza desde la del Palazzo Pesaro de Venecia en 1937.

El Lavatorio


A pesar de la dificultad que existe para mostrar obras del maestro veneciano, que por su enorme formato son imposibles de sacar del lugar para el que fueron realizadas, El Prado ha realizado un gran esfuerzo y ha conseguido reunir un gran conjunto representativo en una magna exposición.


Leda and Swan, 1556

Destacado representante de la escuela veneciana, maestro del escorzo y de las posturas atrevidas, Jacopo Robusti, conocido como El Tintoretto (Venecia, 1519-1594) , vuelve a estar de actualidad en una exposición en la que ha primado la calidad a la hora de la selección por parte del comisario Miguel Falomir, jefe del departamento de Pintura Italiana del Prado, que ha querido "mostrar al artista en todo su esplendor".

El gran número de obras que pintó, más de un millar, el ingente tamaño de muchas de ellas, y su brillantez al dar soluciones compositivas hacen de Tintoretto "el último 'titán' del renacimiento italiano".