domingo, 20 de julio de 2008

Museo del Chopo


Uno de los mejores ejemplos de la vanguardia arquitectónica que llegó a nuestro país a principios del siglo XX, es el Museo del Chopo, cuyo largo periplo culminó en una de las colonias más tradicionales de la Ciudad de México: Santa María la Ribera.

Esta larga historia inicia en Dusseldorf, Alemania, donde se edificó una replica del museo local con dos torres menos. En 1903 fue traído a México y terminado de ensamblar dos años después.

La construcción formada de hierro, tabique prensado y vidrio, estilo Art Noveau, se le conoció popularmente como el "Pabellón Japonés" o el "Palacio de Cristal",. fue inaugurada en las postrimerías de la gestión de Porfirio Díaz (septiembre de 1910) para la exposición de Arte Industrial de Japón.

A partir de 1913 y hasta 1964 fue sede del Museo de Historia Natural. Cientos de miles de alumnos pasaron por sus puertas para admirar la osamenta de un mamut.

El 15 de octubre de 1929 el predio pasó a manos de la Universidad Nacional Autónoma.


Producto de un litigio, el edificio estuvo abandonado por nueve años, lo cual fue aprovechado por la entonces Directora del Museo de Historia Natural, Alma Rosa Jiménez, quien prestó las instalaciones para la filmación de algunas películas de terror, gracias a las características del inmueble - muy parecido a una estación de trenes de París -, su par de torres altas y jardines desolados.

Fue hasta 1973 cuando la UNAM lanzó una iniciativa para el rescate del terreno, por lo que se convirtió en el Museo del Chopo, nombre que tomó de la calle en que estaba situada, y que cambiaría al nombre de Doctor Enrique González Martínez.

Ahí se han presentado todo tipo de manifestaciones artísticas nacionales e internacionales. Se ha dado espacio a las artes plásticas, la danza, el teatro, el cine, la música, la escultura y últimamente, al performance.

Se ofrecen talleres de apreciación cinematográfica, modelado en barro o la talla en piedra y principios de artes plásticas.


En las afueras de este museo, se encuentra el Tianguis Cultural del Chopo en donde se venden discos, acetatos, cintas, dvd, discos compactos de todos los grupos de rock y música en general, además de todo tipo de artesanías, pinturas, ropa y arte en general.

En este lugar se presentan bandas de rock independientes y que no tienen apoyo de ninguna discográfica transnacional, muchas de las bandas de rock mexicanas que conocemos hoy en día comenzaron su carrera en este lugar.

El Chopo es un lugar en donde puedes encontrar personas de todo tipo, con las vestimentas de todos los géneros musicales e ideologías. Verdaderamente un sitio cosmopolita y sui géneris como pocos en el mundo.