domingo, 20 de julio de 2008

Las Estatuas de la Isla de Pascua


Un moai (del rapanui moai, "escultura") es una estatua de piedra monolítica de la Isla de Pascua, Chile, a 3600 km al oeste de su costa continental. Los más de 600 moais conocidos están distribuidos por toda la isla. La mayoría de ellos fueron labrados en toba del volcán Rano Raraku, donde quedan cerca de 400 moais más en diferentes fases de acabado. Parece que la cantera fue abandonada repentinamente, dejando estatuas a medio labrar en la roca. Prácticamente todos los moais terminados fueron posteriormente derribados por los isleños nativos en el período siguiente al cese de la construcción.

Los primeros navegantes europeos que al principio del siglo XVIII llegaron a la isla de Pascua no pudieron creer lo que estaban viendo. En este pequeña área de tierra, descubrieron cientos de estatuas enormes, sobre la superficie de toda la isla.

El significado de los moais es aún incierto, y hay muchas teorías en torno a estas estatuas. La más común de ellas es que las estatuas fueron talladas por los habitantes polinesios de las islas hace al menos 500 años. Se cree que habrían sido representaciones de antepasados difuntos (como señales lapidarias) o quizá de personajes importantes vivos, además de símbolos de estatus familiar.

Deben haber sido extremadamente caros de construir: no sólo el tallado de cada estatua habría necesitado varios años de esfuerzo, sino que después debían ser trasportados por la isla hasta su ubicación definitiva. No se sabe exactamente cómo eran trasladados, pero dicho proceso casi seguro que exigió el uso de trineos o rodillos de madera.


Se cree que montañas enteras fueron removidas para su creación. La roca volcánica fue cortada con facilidad, y rocas masivas que pesan miles de toneladas estaban tiradas en varios lugares donde no pudieron ser refinadas. Cientos de estatuas enormes, algunas de hasta 10 o 12 m de altura y 50 t de peso, han llegado hasta nuestros días.


En un principio, estos gigantes llevaban también unos sombreros de piedra roja, llamados pukao, que pesan más de 10 t, y en ocasiones se encontraban muy lejos de las estatuas, aunque después debían ser levantados a la altura debida para colocarlos sobre las cabezas. Los moais son el principal atractivo turístico de esta isla chilena, cuyos habitantes viven del turismo y la pesca.